Durante la dinastía Liao y Song, el douzhi era una bebida popular para luego convertirse en la bebida de la corte con el emperador Qianlong de la dinastía Qing o dinastía Manchu, que duró 59 años hasta principios del siglo XIX, para ser seguida por la República de China.  

Como se puede deducir, Douzhi es una bebida tradicional de Beijing, obtenida a partir de la fermentación de los granos de soya verde pulverizados, y sometidos a una cocción lenta para evitar que se convierta en tofu.

En la época de la dinastía, el douzhi crudo, contenido en unos recipientes, lo vendían unos mercaderes empujando carretas, y lo ofrecían con tofu picante; mientras que el douzhi cocido contenido en una olla lo vendían de puerta en puerta y a su vez lo ofrecían para acompañarlo con roscas, jiaoquan, verduras saladas y picante.

El douzhi es una bebida desintoxicante y rica en proteína, vitamina C con otras propiedades favorables para el organismo, por ello tiene y ha tenido una gran popularidad entre los habitantes de Beijing. La población China ?confía en sus instintos y su instinto le dice que cuando el estómago está bien, todo está bien?, como afirmó el filósofo Lin Yutang

Para los que no lo han probado, se aconseja no tomarlo frio, porque no tiene un sabor agradable, mejor es beberlo caliente, resultará con un sabor dulce-agrio acompañándolo con encurtidos, jiaoquan, y vegetales en vinagreta. Es refrescante a cualquier hora del día, aunque es más habitual consumirlo en la mañana.