Estofado de cordero peking

Este platillo de cordero al estilo de Beijing es delicioso e ideal para esos días fríos de invierno. Puedes servirlo con arroz al vapor en una comida formal o como relleno dentro de unas panquecas chinas. Te preguntarás qué hace tan especial a este cordero, es la salsa hoisin y los otros ingredientes que resaltan su sabor

Plato Principal
1 hora
4 Porciones

Ingredientes

450 gramos de Carne de cordero

2 Cebollines

2 Rebanaditas de jengibre frescas

1 cuchara de Aceite

1 Cebolla pequeña picada finamente

900 mililitros de Consomé de pollo

2 Estrellas de anís

50 gramos de Azúcar roca

3 cucharas de Salsa de soja

3 cucharas de Vino de arroz

1 Raja de canela

2 cucharas de Pasta de ajonjolí

2 cucharas de Salsa hoisin

Preparación

Paso 1 : La carne se corta en cubos pequeños y se sumerge en agua hirviendo durante 5 minutos.

Paso 2 : Después de sacar la carne y desechar el agua, se cortan los cebollines en rebanadas diagonales de 7,5 cm.

Paso 3 : Se calienta el wok a temperatura alta y se vierte el aceite.

Paso 4 : Una vez caliente el aceite, se añaden las piezas de cordero y se remueve hasta que la carne adquiera un tono marrón.

Paso 5 : Se agregan los cebollines y se saltean durante 5 minutos.

Paso 6 : Posteriormente, se transfiere esta mezcla a una olla grande resistente al calor y se añade la salsa resultante de saltear los ingredientes mencionados anteriormente.

Paso 7 : Se lleva a ebullición, se elimina cualquier grasa de la superficie, se reduce el calor de la hornilla al mínimo, se tapa y se deja cocinar a fuego lento durante 1 hora y media, o hasta que la carne esté tierna.

Paso 8 : Finalmente, se coloca la carne en una bandeja para servir y se acompaña con la salsa.