Pastel de luna

Exquisito postre típico de la Fiesta del Medio Otoño de China. Es una torta que van variando sus rellenos de acuerdo a las tradiciones de cada región. En esta oportunidad te presentamos el pastel de luna con un relleno a base de pasta de semilla de loto, vino y yemas de huevo. Es un postre que vale la pena preparar y acompañar con una rica infusión

Repostería
2 horas
12 Porciones

Ingredientes

100 gramos de Harina

½ cucharilla de Agua alcalina

50 mililitros de Sirope dorado

30 mililitros de Aceite vegetal

420 gramos de Pasta de semilla de loto

1 cucharilla de Vino para cocinar sabor a rosa

6 Yemas de huevo

1 Yema de huevo

2 cucharas de Clara de huevo

Preparación

Paso 1 : Para preparar los pasteles de luna, primero se debe mezclar el agua alcalina, el sirope dorado y el aceite hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 2 : Después, se agrega la harina previamente tamizada poco a poco hasta formar una masa.

Paso 3 : Esta masa se cubre con papel film y se deja reposar durante 3 horas.

Paso 4 : Por otro lado, se separan las yemas de las claras y se cocinan las yemas al vapor durante 10 minutos a fuego medio.

Paso 5 : Una vez cocidas, se salan, se dejan enfriar y se cortan por la mitad.

Paso 6 : Posteriormente, se colocan las yemas en una fuente junto con el vino, se retiran y se secan con papel absorbente.

Paso 7 : Se precalienta el horno a 180°C y se divide la masa en 12 partes iguales, formando una bola con cada parte y haciendo lo mismo con la pasta de loto.

Paso 8 : Se reservan.

Paso 9 : Para armar los pasteles de luna, se hace un agujero en la bola de pasta de loto, se coloca media yema en el centro y se cubre completamente con la pasta de loto.

Paso 10 : Luego, se recubre la bola con la masa y se repite el proceso con todas las bolas hasta obtener todos los pasteles.

Paso 11 : Se engrasa el molde y se colocan los pasteles de luna.

Paso 12 : Se hornean durante 12 minutos.

Paso 13 : Mientras se hornean, se mezclan las claras con la yema y se cuela la mezcla.

Paso 14 : Una vez que los pasteles salen del horno, se pincelan con el huevo y se hornean de nuevo hasta que se doren.